Nos hemos trasladado a

http://fvmartin.blogspot.com.es/






Objetivo: conducir la conducta
"GPS, conducción vital", puede adquirirse en Amazon



“Alquilamos un coche en Fraser Island y estábamos deseando que nos lo entregaran ¡ya! cuando, para nuestra desesperación, nos obligaron a  contemplar previamente un video de más de media hora sobre pautas para conducir un 4x4 por las dunas (respetando señales de limitación de 10 km/h.) y en la playa (con frecuentes desniveles y hundimientos de arena). Fue precisamente esta inversión de tiempo la que nos permitió disfrutar del día sin incidentes”.
 


Desde hace 25 siglos, se han sucedido cientos de modelos para conducir la conducta humana, primero en la sociedad y desde hace 100 años en las organizaciones. Henri Fayol fue el primer teórico de la Gestión, que la concibió como un sistema cíclico, como una pauta de pautas. Una METAPAUTA que sigue estando vigente hoy para que los directivos puedan conducirse:

En el siglo XX se generó la “Jungla de Teorías de  la Gestión”, que no ha cesado en nuestra época, sino que sigue aumentando en frondosidad. 


La sucesión de modas y modelos podría ser enriquecedora, si no fuese por un efecto paradójico: o bien se produce una “parálisis por el análisis”, al no saber qué dirección tomar, o sucede un rápido cambio de paradigmas que nos invita a transformar el modelo de gestión, antes de perseverar y recoger los frutos de la acción.



De igual forma que sucedió en Fraser Island nos hemos detenido, esta vez ¡7 años!, a considerar las principales opciones sugeridas por los más representativos expertos en Comportamiento Organizacional. 

Gracias a las ideas de John Kotter, Paul Watzlawick, Martin Seligman y otros muchos; junto a la reflexión sobre más de 30 años de experiencia profesional en Consultoría de RR.HH.; hemos llegado a una metapauta, a un MAPA para conducir la conducta humana. 



En este proceso se refleja:

·   Un CÍRCULO VICIOSO, de empeoramiento continuo, basado en la conducta; en el que las crisis se perciben como problemas, experimentando un golpe de tensión emocional que nos lleva al conflicto y a olvidarnos del trabajo por objetivos y las acciones que crean resultados.
·   Un CÍRCULO VIRTUOSO, de mejora continua, basado en la conducta; en el que creamos una percepción esperanzada de oportunidades que genera una tensión creativa; que inspira la entrega a objetivos y a enfrentar desafíos, buscando resultados a través de acciones innovadoras. Una vez cambiada la situación de partida, surgirán nuevas crisis, pero estaremos mejor capacitados para seguir afrontándolas.